SANTANDER: LA MARUCA, LA POLAR Y EL PAISAJE DUNAR

En esta ocasión, recorremos parte de la costa santanderina. Es una lástima que ya no gobierne en Cantabria el único político normal y honrado en muchos años: Revilla. Era llegar a Cantabria, y allí estaba el presidentuco Revilla, con la caja de sobaos y la lata de anchoas de Santoña, dispuesto a agasajarte.

Desde la capital cogemos un autobús del T.U.S (Transportes Urbanos de Santander) que nos lleva al barrio de Monte. Desde las proximidades del castillo de Corbanera nos acercamos a la playa de la Maruca, punto de inicio de nuestro paseo costero. Serán unos 15 kilómetros  kilómetros en dirección oeste, destino: la playa de Liencres.

La estatua de un marinero custodia La Maruca.
Foto: Angi Gomal

La Maruca es una ensenada natural que se utiliza como abrigo de embarcaciones y posee una pequeña playa. Es un lugar curioso, rodeado de pequeñas casitas protegidas por muretes de piedra, y de prados habilitados como aparcamientos de caravanas. Es sorprendente que se mantenga así, ya llegará la nueva ley de costas y lo destrozará todo.

Cruzamos por un puentecillo junto a los restos del Molino de La Maruca o Aldama, un molino de marea del siglo XVIII, construido sobre la ría de San Pedro del Mar. El comienzo del paseo es cómodo y agradable. El sendero discurre junto al mar y, al ser llano, no exige grandes esfuerzos.

Santander: La Maruca.
Foto: Angi Gomal

Nos encontramos con dos trabajadores que ya han comenzado a recoger las algas y las extienden por los verdes prados, para que ,este inusualmente ardoroso mes de agosto, seque las algas. Estas algas están muy cotizadas en el mercado y su uso es varipinto: desde medicinas a alimentación.

Cosechando la mar.
Foto: Angi Gomal

A la altura de una ensenada el camino se interrumpe y debemos remontar por una pradera. Nos encontramos junto al Cementerio de Ciriego y a un parque en el que se intenta crear un encinar cantábrico. Caminamos junto a un carril bici que, en poco tiempo, nos deposita en la explanada de Rostrío, estamos en la  playa de la Virgen del Mar.

Virgen del mar santander1

Santander: Ermita de la Vigen del Mar.
Foto: Angi Gomal

La ermita de la Virgen del Mar, patrona de Santander, está situado en un precioso y rocoso paraje. Situada en una isla , una pasarela la une a la playa de la Virgen del Mar, playa que, con marea alta, se minimiza, pero sin perder encanto.

Abandonamos el manto protector de la Virgen del Mar y seguimos costeando. Este caluroso mes de agosto hace mella en nuestro caminar y nuestras reservas de agua, de momento, son suficientes. Desde aquí se inicia el tramo más “exigente” de la excursión y el de mayor belleza, aunque nos encontremos con alguna urbanización que otra.

Adiós, Virgen del Mar, hola, Costa Quebrada.
Foto: Angi Gomal

Caminamos por la llamada Costa Quebrada, zona catalogada como Punto de Interés Geológico y Lugar de Interés Comunitario. Casi sin darnos cuenta nos encontramos pasando un puente sobre el arroyo Otero, que nos conduce a la playuca de San Juan de la Canal.

Puente sobre el arroyo Otero.
Foto: Angi Gomal

Playa de San Juan de la Canal.
Foto: Angi gomal

Desde aquí, la senda alcanza su cota más alta: 50 metros. Es una pequeña subida, aunque para el urbanita puede ser como el Tourmalet. Desde la distancia vemos algo que creemos un bello espejismo. Es una isla unida por una playa a la costa. Llegamos con bajamar y disfrutamos de la vista de la playa de Covachos, con el arenoso tómbolo uniéndose a una isla, en una peculiar playa con agua por ambos lados.

Playa de Covachos: Cantabria infinita.
Foto: Angi Gomal

La playa de Covachos y el tómbolo.
Foto: Angi Gomal

Si me pierdo, que me busquen aquí…
Foto: Angi Gomal

Todavía extasiados ante lo que hemos visto, algo reclama nuestra atención en la linea costera. Una sucesión de islotes se desparraman frente a la costa de Liencres: los Urros de Liencres. Es un paisaje alucinante, que nos hace sumergernos en una viñeta de Moebius.

Los Urros de Liencres.
Foto. Angi Gomal

Moebius soñó los Urros de Liencres.
Foto: Angi Gomal

El calor aprieta y las reservas de agua empiezan a escasear. Llegamos a la ensenada donde se encuentran las playas de Portio y Cerrerías. Esta es la parte menos atractiva del camino,  ya que atravesamos parte de una inane urbanización, para retomar el camino más adelante.

Playas de Portio y Cerrerías.
Foto. Angi Gomal

El final está cercano. De repente, una aparición, mucho mejor que la Virgen,un extraterrestre o Scarlett Johansson, es una furgoneta de heladerías “La Polar”. Esta estupenda heladería cuenta con “polarmóviles” que prestan sus servicios en todas las playas. Nos acercamos con emoción, casi con reverencia, y pedimos de beber. “Dad de beber al sediento”, ésa es la misión de “La Polar”, su obra de misericordia. El polarmóvil está en la zona de aparcamiento de la playa nudista de Somocuevas, el nudismo da sed, y abre las apentencias heladeras, pero ahí está “La Polar” para cumplir con su designio.

Playa nudista de Somocuevas.
Foto: Angi Gomal

El Polarmóvil, siempre al rescate.
Foto: Angi Gomal

Calmada la sed, la playa de Liencres nos seduce desde la distancia. Llegamos al Parque Natural de las Dunas de Liencres, paisaje dunar, que podemos visitar recorriendo diferentes caminos por un bello pinar.

Atardecer en la playa de Canallave, Liencres.
Foto: Angi Gomal

Sumergimos nuestros acalorados cuerpos en el bravo Cantábrico, bonita excursión, resulta que Cantabria sí que va a ser Infinita.

Anuncios

6 pensamientos en “SANTANDER: LA MARUCA, LA POLAR Y EL PAISAJE DUNAR

  1. Jose Luis dice:

    Decir que Revilla a sido el único político normal y honrado en muchos años es no concer de quien se habla ¿acaso no vives en este mundo? y vives en los mundos de Yupi, ni Revilla ni su gabinete han sido normales y mucho menos honrados. Ni en cantabria ni en España (triste es decirlo) ha nacido un político honrado. INFORMATE ANTES DE HACER ANTES DE PUBLICAR SEGUN QUE COSAS. Y por cierto parte de la costa que mencionas no es de Santander es de CANTABRIA. ¿DE DONDE ERES TU? que no conoces Cantabria.

    • No sé en que chanchullos ha estado Revilla, si lo sabes, conecta con Pedrojota y “El Mundo” que les encanta airear la mugre de los políticos. Respecto a lo de Cantabria es culpa del mapa que uso, que debe ser muy viejo, porque Santander y Logroño aparecen como Castilla La Vieja y no hay rastro de Cantabria ni de nada parecido. Intetaré actualizarme mirando alguna enciclopedia más actual. Saludos y no te tomes tan a pecho todo lo que leas en internet porque del cabreo puede que tus gritos se oigan fuera de Santander o de Cantabria.

    • Igor dice:

      Bueno parece ser que hay gente que no entiende cierto tipo de humor y se queda con la anécdota.
      Una pena que no entienda el fin ultimo de la entrada del blog que es ver con los ojos del autor lo bonita que es la costa Cantábrica.

  2. Jorge dice:

    José Luis:
    a) Vuelve al cole y aprende a escribir.
    b) Revilla ha sido el político más honrado y más normal DEL ÚLTIMO SIGLO.
    c) Cualquier patán de Cazurquistán conoce Cantabria mejor que tú.

  3. Loli dice:

    Revilla es un político que habla claro y un excelente embajador de Cantabria. Y es importante no perderse en los detalles y leer bien las cosas, porque este artículo sobre Cantabria o Santander, muestra la belleza de su costa y esto debería ser un orgullo para alguien que ha nacido allí.

  4. Jorge dice:

    Tienes toda la razón, Loli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s