ZUMAYA: EL FLYSCH ESTÁ DE MODA

El flysch está de moda. No nos podíamos imaginar, cuando estudiabamos geología en B.U.P, que el flysch sería usado como reclamo turístico.

En Zumaia hay un centro de interpretación del flysch, y varia rutas que nos ayudan a entenderlo y conocerlo.

Para llegara Zumaya/Zumaia tomaremos el ferrocarril de Euskotren, que nos traslada a la estación de Zumaia.

Nos dirigimos hacia el casco histórico,cruzamos por un puente sobre la desembocadura del río Urola. Llegados a la plaza Amaia, tomamos la Itzurun Zuhaitzbidea , es decir, el camino arbolado de Itzurun, que es un arbóreo túnel, formado por bellos ejemplares de acer pseudoplatanus. Este encantador paseo nos conduce a la playa de Itzurun o San Telmo, el arenal que más nos gusta de la costa guipuzcoana.

Zumaya vista

Bonita panorámica de Zumaya.
Foto: Angi Gomal

playa itzurun

Playa de Itzurun o San Telmo.
Foto: Angi Gomal

¿ Qué diantres es el flysch? para los geólogos, señores barbudos o señoras con botas de monte, el “flysch”es un término derivado del verbo alemán fliessen=fluir, deslizar, por la facilidad con que se desprenden grandes paquetes de roca, sobre todo en laderas escarpadas y en la estación lluviosa.

Está compuesto por una alternancia muy regular de capas duras, por la general de areniscas calizas, con otras blandas, de pizarras arcillosas. Las fuertes presiones de la corteza terrestre durante los movimientos orogénicos, formadores de las cadenas de montañas,plegaron y replegaron estas series alternantes; luego, la labor a cargo de los ríos y del mar, destructora del relieve terrestre, puso al descubierto.

En este tramo de la costa guipuzcoana pueden verse la afloración de estos estratos y pueden leerse como “libros pétreos”, que ofrecen información de millones de años.

zumaya

El arenal más bello de Guipúzcoa.
Foto. Angi Gomal

flisch

Rasa mareal en la playa de Itzurun.
Foto: Angi Gomal

En esta zona costera se proyectó en los años 70 construir una central nuclear. Afortunadamente el proyecto no se realizó, aunque las pintas de mutantes que tienen algunos turistas pudieran hacer pensar lo contrario.

flisch2

Ermita de San Telmo.
Foto: Angi Gomal

boda en el flysch

El flysch: un marco incomparable para las fotos de boda.
Foto: Angi Gomal

comienzo ruta

Playa de Itzurun desde punta Aitzgorri.
Foto: Angi Gomal

Nos asomamos a la ermita de San Telmo, y seguimos un caminillo que discurre por encima de los acantilados.

Junto a la punta Aitzgorri o Algorri (piedra rojiza), vemos un banco y unas escaleras que bajan hacia el mar. Este es el punto de inicio de nuestro paseo, no apto para todos los públicos.

punta aitzgorri

Punta Aitzgorri.
Foto: Angi Gomal

Antes de comenzar la excursión debemos consultar la tabla de mareas para evitarnos sorpresas. Este es un recorrido que no se puede hacer con pleamar y tampoco cuando la marea lleva horas subiendo.

Lo ideal es que coincida la marcha con la bajamar o que quede poco para que ésta se produzca. Caminaremos junto a terrenos escarpados, y las posibilidades de trepar por los acantilados son nulas. Al caminar por rocas que engulle el mar, el terreno puede estar resbaladizo, por lo que hay que evitar dos cosas: ir con chancletas y llevar al primo de Burgos que siempre se acaba cayendo en todas las excursiones.

flisch olas

El bravo Cantábrico engulle el paseo por el flysch.
Foto: Angi Gomal

flysch-aéreo1

Vista aérea de nuestro paseo.
Foto: Angi Gomal

flysch5

El flysch: un “libro” con información de millones de años.
Foto: Angi Gomal

flisch3

¿Dónde está la estatua de la Libertad?.
Foto: Angi Gomal

La bajamar deja al descubierto numerosas charcas donde nos podemos dedicar a observar la vida que por unas horas queda a nuestra vista.

Paseamos por la rasa mareal mayor del mar Cantábrico y de Europa, se extiende 5 km mar adentro aunque solo se pueden ver unos 200 ó 300 metros en marea baja.

erizos de mar

La bajamar nos regala la visión de mundos sumergidos.
Foto: Angi Gomal

Este paseo es corto, pero el accidentado terreno nos hace ir despacio, mejor, así podemos recrearnos con playas que parecen extraídas de la secuencia final del “Planeta de los simios”. Por un momento, nos parece ver a Charlton Heston oculto tras el flysch.

zzumaya1

Los nervios de la Tierra se funden con la mar.
Foto: Angi Gomal

playas del flysch

El Flysch: la geología está de moda.
Foto: Angi Gomal

Podemos abandonar el paseo cuando veamos una amplia pista que llega hasta una playa de enormes piedras redondeadas por la fuerza maremotriz.

Anteriormente, éste era un caminito, pero por el siniestro del pesquero “Motxo”, que naufragó en este paraje en 2010, se tuvo que ensanchar la senda.Como no se pudo reflotar, se tuvo que construir una amplia pista para la maquinaria que se encargó de las labores de rescate del barco naufragado.

Si seguimos esta pista llegaremos al barrio de Elorriaga. Podemos para a comer en una zona habilitada con bancos y mesas con vistas al mar. Siguiendo las marcas rojiblancas del GR 121 regresaremos fácilmente al punto de partida, son poco más de 4 kilómetros.

flysch blanco y negro

Los días grises son bellos.
Foto: Angi Gomal

flysch caballo

Punta Aitzgorri o Algorrri.
Foto: Angi Gomal

Otra manera más agreste de finalizar nuestro camino es seguir un poco más hasta llegar a una senda que asciende entre rocas, una soga fijada a la pared rocosa nos ayuda a trepar.

Esta opción nos permite extasiarnos con la belleza de la cala de Sakoneta. Para regresar debemos seguir las balizas rojiblancas del GR 121. Es un camino que requiere un poco de esfuerzo, pero es el precio a pagar por haber visitado el sitio geológico de moda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s