EL HOGAR FELIZ

lectora2

Hay libros, que leyendo su título, ya sabes que van a ser buenos. Esto es lo que sucede con “El hogar feliz”, escrito por el francés Raimundo Beach, y publicado por Editorial Salud y Felicidad en 1954.

Un autor con semejante nombre, y avalado  por una editorial de nombre tan feliz, no podía más que alumbrar una magna obra literaria.

“Dios creó al hombre y a la mujer, destinándolos a ser esposo y esposa, a engendrar hijos y criarlos, hasta que éstos, a su vez, pudiesen fundar sus propios hogares”. Este pensamiento de Raimundo podría ser atribuido, en la actualidad, al Foro de la Familia o a alguna de las semejantes organizaciones humorísticas.

portada2

“Las naciones estables son áquellas donde florece una vida familiar digna de tal nombre”.

No sólo Zapatero es un destructor de familias. Raimundo achaca los males que sufre la familia a:

  1. Carencia de instrucción religiosa en la infancia.
  2. Desmoronamiento de la autoridad y de la disciplina paternas.
  3. Alcoholismo.
  4. Diversiones no vigiladas, incluyendo el cine y el baile.
  5. Falta de sanas recreaciones.
  6. Aversión de la juventud por todo trabajo que exija un esfuerzo serio.
familia feliz2

Una familia genuinamente Feliz.

Una solución para preservar la felicidad, es que la familias huyan al campo para escapar de los peligros urbanos.

“Es cierto que el padre es quien gana el pan de la familia, pero no es menos cierto que la transformación del dinero en objetos útiles, la compra de vestidos y de alimentación es obra exclusiva de la madre. La Madre es la Reina del hogar.”

“La madre debe estar siempre bella para resultar atractiva a su familia. Su belleza consiste en un espíritu ameno, una voz amable y un rostro sereno”.

La madre no debe estar dando la murga todo el día a su familia. Sus palabras sólo deben servir para llenar de encanto y atractivo todo lo que se hace en casa.

comida feliz2

La familia que come feliz permanece unida.

“La madre tiene que estar siempre limpia y fresca y bañarse y peinarse a diario. Su aliento será dulce y sus dientes brillantes”. ¡ Madre mía!

Si la madre representa la ternura y el consuelo, el padre representa la fuerza, el valor y la justicia. Él lo sabe todo y siempre tiene razón.

sexo feliz2

El lirio: el mejor amigo de la sexobotánica.

Cómo explicar a los hijos el misterio de la vida, es decir, el fornicio. Beach nos recomienda una educación sexual “naturalista”: “Tan pronto como el niño puede ir al jardín, y empieza a amar las flores y a interesarse por los pájaros, se puede empezar a hacerle comprender el origen de los seres vivientes”.

Raimundo cree que hay que comenzar con una educación sexual de tipo botánico. Hay que empezar hablando de la germinación de las semillas y del crecimiento de las plantas. Recomienda el lirio para explicar la polinización.

Hay que decir a los infantes que las semillas son los hijitos de las flores y que tienen un papá y mamá. Debemos plantar unas semillitas para que el impúber sepa cómo nacen las plantas.

repeinado2

Niño repeinado leyendo “El sexo de las flores”.

Después de la flora viene la fauna. Hay que hacer que vean los pájaros, y como dice Raimundo, luego pasar al mundo de los cuadrúpedos: gatos, perros, vacas y caballos.

Con la observación ornitológica, Raimundo afirma que así se hará sentir al niño la belleza y la santidad de la vida conyugal y el gozo que se experimenta en llegar a ser papá y mamá.

Hay que explicar que el huevo de mamá pájaro necesita de un papá pájaro para que nazcan pajarillos.

Pero, ¿cuándo hablamos de penes y vaginas?. Para Raimundo Beach hay que dejar que los niños vean a los animales de corral haciendo sus cosas. Creerán que se está peleando, en este momento es cuando los padres explicarán al niño que el pájaro macho fertiliza los huevos.

zapatillas2

Adiestra a tu hijo para que te traiga las zapatillas, el perro puede morderlas.

Este disparate no hace más que complicarlo todo. Pero, el gran Raimundo nos da la solución: “El niño aplicará por su cuenta la ley sexual a los gatos, a los perros, a los conejos y otros animales, y, finalmente, a la especie humana”.

¡Con un par!. Y si el niño te sale un poco corto, ¿qué pasa?. Nos lo imaginamos la noche de boda, esperando a que su esposa ponga los huevos para fertilizarlos o comprando un tiesto para tener hijos.

Para acabar de arreglarlo, el señor Beach recomienda decir a los niños que éste es un gran secreto que no deben compartir con nadie. Suponemos, que para que no se rían de ellos en el patio del colegio, y acaben cargando con el mote del “semillitas” o el “lirio”.

fregando2

Mi mamá me mima.Yo friego en la fregadera con mi mamá.

Para Raimundo: “El marido-dotado de una consitución más robusta y de un mayor equilibrio nervioso-debería pensar más a menudo en sus responsabilidades personales. Toda esposo necesita el apoyo moral de su mujer”. Esta frase, resume a la perfección la postura de la infanta Cristina en el “caso Urdangarín”.

contable gafotas2

Con semejantes gafas, tiene que hacer muy bien las cuentas.

Puede que la infanta leyera este libro. El señor Beach recomienda a la joven esposa colocar bien el sillón y la lámpara antes de que llegue el marido. Tener preparado el periódico o el libro que a él le gusta leer y estar bonita para que tu presencia forme un conjunto acogedor.

Con tanta cosas por hacer en el palacete, a ver cómo te enteras de lo del Instituto Nóos y demás.

También dice a las recién casadas que se olviden de sus mareos, porque no tienen la misma importancia para su esposo que para ella, porque existen en lo emotivo serias diferencias entre los dos.

afeitado2

Mi papá se afeita. Yo me afeito con mi papá.

Para finalizar, el literato Raimundo Beach, nos da unos consejos para envejecer sabiamente. Afirma que a los cincuenta años las mujeres aún parecen jóvenes, y se ven hombres de edad madura jugando al tenis y haciendo marchas como a los veinte años.

Pero nos advierte de que en la lucha contra los estragos del tiempo no es oro todo lo que reluce. Afirma que cuando los rostros rejuvenecidos y tersos-gracias a la cirugía estética- se aplanan, y cuando los masajes ya no pueden detener la invasión de la la grasa, las mujeres que durante largo tiempo han guardado la apariencia de la juventud, se vuelven más ajadas que sus abuelas a la misma edad.

Lo mismo pasa con los hombres, que mueren bruscamente en el lecho, en el campo de golf o en su oficina a una edad cuando sus antepasados conducían aún el carro o dirigían con mano segura sus negocios.

Gran libro. Magnífico Raimundo Beach, que nos ha dado las claves para descifrar los arcanos que nos llevarán a construir un Hogar Feliz. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s