DE ZUMAYA A DEBA: EN BUSCA DEL FLYSCH NEGRO

astillero Balenciaga

Astilleros Balenciaga.
Foto: Angi Gomal

Seguimos hacia Poniente en nuestras caminatas costeras. Arribamos en el “Topo” a la estación de Zumaia/Zumaya. Hace años que no hacemos este camino, y nos apetece recorrer los 14 kilómetros de senda costera. Las balizas rojiblancas del sendero GR 121 serán nuestras guías fieles. Deba/Deva es nuestra meta.

camino de playa de Itzurun

Árboreo túnel camino de la playa de Itzurun o San Telmo.
Foto: Angi Gomal

Nos dirigimos hacia el casco histórico,cruzamos por un puente sobre la desembocadura del río Urola. Llegados a la plaza Amaia, tomamos la Itzurun Zuhaitzbidea , es decir, el camino arbolado de Itzurun, que es un arbóreo túnel, formado por bellos ejemplares de acer pseudoplatanus.

Zumaya,ermita de San Telmo

Zumaya: ermita de San Telmo.
Foto: Angi Gomal

Pasamos junto a la ermita de San Telmo y avanzamos hacia la punta Algorri. Este paseo es para andarines en forma, ya que hay grandes desniveles y subidas y bajadas continuas, que nos exigirán unas buenas piernas (tampoco hace falta que sean como las de Cyd Charisse).

Zumaya,ermita de San Telmo.2

Una ermita sobre la mar.
Foto: Angi Gomal

Pasamos junto a la punta Algorri y vemos la escalera que usamos para recorrer el flysch.

escaleras flysch

Escalera al flysch.
Foto: Angi Gomal

Una pequeña cuesta nos hace ganar altura, regalándonos unas impagables vistas de la costa. Es un día diafáno y alcanzamos a ver la costa vizcaína sin dificultad.

camino zumaya

Caminando hacia Poniente.
Foto: Angi Gomal

Caminamos entre glaucas praderas, que parecen regocijadas por la llegada de la primavera.

camino zumaya.2

Guipúzcoa: verde y azul.
Foto: Angi Gomal

El flysch y las playas de cantos rodados nos acompañan en estos primeros kilómetros.

flysch

El Flysch: un recurso turístico.
Foto: Angi Gomal

Reposamos en un área de esparcimiento. Hay mesas y una fuente. Podemos disfrutar de un almuerzo con vistas al mar.

hito en el camino

Un hito en el camino.
Foto: Angi Gomal

Llegamos al barrio de Elorriaga, encrucijada de caminos. Convergen varios caminos balizados. Veremos las flechas amarillas que llevan al peregrino hasta Santiago, pero nosotros continuamos fieles a las marcas rojiblancas del GR 121.

También existe la opción de, tomando un camino a la derecha, bajar a disfrutar de las playas de cantos rodados y pasear cerca del flysch.

barri Elorriaga

Barrio de Elorriaga.
Foto: Angi Gomal

Desde aquí comienza una bajada que, en poco más de 3 kilómetros, nos llevará hasta la playa de Sakoneta.

llegando a Sakoneta

Llegando a Sakoneta.
Foto: Angi Gomal

sakoneta

Sakoneta: el flysch y la rasa mareal.
Foto: Angi Gomal

zumaya3

Asomados al mirador de Portutxiki.
Foto: Angi Gomal

Paramos para disfrutar de la vista de la playa de Sakoneta, uno de los lugares más bellos de las costa guipuzcoana.

Playa Sakoneta

Playa Sakoneta.
Foto: Angi Gomal

Es hora de comer y nos sentamos a yantar junto a una cascada, que se arroja sin pudor al bravo Cantábrico

La cascada que forma el arroyo Mendata es lo que en geología se denomina “regata colgada”. Se aprecia como ésta, después de discurrir superficialmente desde un valle escalonado, cae bruscamente desde una altura considerable a los cantos situados en la playa. Esto es debido a que la erosión lineal del agua ha sido más lenta que la rapidez del proceso erosivo del acantilado no habiendo tenido tiempo suficiente para socavar su cauce hasta alcanzar el nivel marino.

cascada Mendata

Cascada de Mendata.
Foto: Angi Gomal

En un ejercicio de inconsciencia bajamos por una ladera para poder ver la cascada desde abajo. Magnífica idea, la pena es que luego la subida se nos hace un poco penosa.

cascada de Mendata

Señorial cascada de Mendata.
Foto: Angi Gomal

En la lejanía divisamos una pequeña ruina que nos suena de algo. Buceando en nuestro deteriorado cerebro, recordamos que son los restos de una atalaya. Nos espera otra subida.

Queda poco de la torre y la caseta que formaban la atalaya que se usaba para avistar ballenas. Por un momento hacemos de atalayero y dejamos volar la imaginación.

cascada3

El agua dulce se funde con la mar salada.
Foto: Angi Gomal

atalaya Deba.2

Atalaya de Deba.
Foto: Angi Gomal

atalaya Zumaya

Oteando el horizonte.
Foto: Angi Gomal

V0021283 A whale being speared with harpoons by fishermen in the arct

Al anochecer del día siguiente el Pequod tuvo suerte, porque tropezó con ballenas y cuatro fueron muertas, una de ellas por el propio Ahab.

topo

Azul sobre azul.
Foto: Angi Gomal

Después de ejercer de atalayeros retomamos nuestra senda y nos cruzamos con el “Topo” que, por breves instantes, abandona su madriguera férrea, atravesando dos túneles.

monte Aitzuri

Monte Aitzuri, 130 metros de caída al mar.
Foto: Angi Gomal

Dos ojos inquisitivos nos miran desde la base de la montaña. Son los espectrales ojos del monte Aitzuri.

En este punto se produce la división entre el flysch cálcareo al Este y el flysch negro hacia el Oeste.

El flysch negro es de tonalidad más oscura porque la materia orgánica sedimentada es de origen vegetal.

cuevas de Aitzuri

La montaña tiene ojos.
Foto: Angi Gomal

Llaneamos por la zona llamada Itsaspe,es un espejismo, porque al poco comienza otra subida. Llegamos a una encrucijada donde una placa indica que aquí termina el sendero litoral (de momento). No hacemos caso y giramos a la derecha en dirección Deba, siguiendo las marcas rojiblancas.

La cuesta nos deposita en el momento fétido del paseo: una depuradora de aguas residuales. Intentamos pasar lo más rápido posible, pero al bordearla hay ¡otra cuesta más!. Nos internamos en un pinar que desemboca en la carretera (N-634) que baja a Deba.

Cruzamos la carretera y ¡de nuevo!, seguimos subiendo.

ermita de Santa Catalina

Ermita de Santa Catalina.
Foto: Angi Gomal

Por fin vislumbramos la ermita de Santa Catalina. La memoria nos ha jugado una mala pasada porque no las recordabamos tan ruinosa. Al rodearla, comprobamos que sigue en pie, tal como la recordabamos.

ermita de Santa Catalina.2

Santa Catalina: sálvanos de los desprendimientos.
Foto: Angi Goma

Las marcas rojiblancas continúa en dirección Itziar/Iciar. Intentamos recordar cúal era el camino para bajar a Deba.

playa Deba

Playa de Deba.
Foto: Angi Gomal

Empotrado entre zarzas por un lado, y una alambrada por otro, discurre un camino mínimo, molesto, sensación que se acrecienta cuando nos vemos en medio de una nube de mosquitos, qué le vamos a hacer, la cosa sólo puede mejorar.

desprendimiento

Un desprendimiento en el camino.
Foto: Angi Gomal

Craso error. Nos topamos con un desprendimiento del camino. Qué hacer, ¿retroceder’, ¿buscar un paso alternativo?. Finalmente nos decidimos por una solución “torera”, es decir, algo suicida.

Nos santiguamos y nos encomendamos a Santa Catalina. Confiamos en que su proximidad haga que lleguen más nítidos nuestros rezos y peticiones

vacas marinas

¿Vacas marinas?.
Foto: Angi Gomal

Pasamos sin pena ni gloria. Unas bovinas observan con indiferencia rumiante nuestro desafío al peligro.

Ya llegamos al final del paseo. Ha sido una senda larga y satisfactoria, lo que más gusta al caminante adusto.

topo Deba

Estación de Deba: final de nuestro paseo.
Foto: Angi Gomal

Anuncios

Un pensamiento en “DE ZUMAYA A DEBA: EN BUSCA DEL FLYSCH NEGRO

  1. rbn dice:

    Felicidades por la entrada, un diario de a bordo muy bonito, especialmente para los que hemos realizado esa ruta y guardamos las fotos para el recuerdo.

    Hace apenas 2 días repetí la experiencia, sin embargo fuimos incapaces de encontrar la famosa “cascada” de Mendata. Una lástima ya que parece un lugar pintoresco y diferente al contínuo de subidas y bajadas que ofrece la ruta. Solo por curiosidad, cogiendo como referencia el descenso por la cuerda a la playa… ¿La cascada se encuentra más al Este (dirección Zumaia) o dirección a Deba? Estuvimos buscando un buen rato por la zona y no encontrábamos ningún arroyo que pudiera desembocar de forma tan espectacular en el Cantábrico, tan solo el que desemboca apaciblemente en Sakoneta.

    Habrá que intentarlo otra vez 🙂

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s