CÓMO ENCONTRAR MARIDO.

lectora2

Hay libros en los que viendo la portada ya sabes que van a ser buenos. “Cómo encontrar marido” nos regala una de las mejores portadas de la historia, una foto pop, sicalíptica, abracadabrante.

Si, además, el libro viene avalado por ser una publicación de la revista “El mueble” (año 1969), sabemos que nos encontramos ante una joya literaria que nos hace salivar desde el índice.

 

1-buena

La erudita Patricia B. Arnold sólo necesita 35 capítulos y 182 páginas para legar a la literatura un auténtico vademécum de cómo encontrar la media naranja masculina. Las fotos intercaladas entre las sabias palabras de Patricia deberían se consideradas como el arquetipo del buen gusto, y un fiel reflejo de la sensibilidad femenina.

2-buena

Con este cardado y la rosa poso de lo más natural

 

No hay que burlarse del título del libro, es un tema que hoy en día todavía preocupa a parte de la población femenina. La búsqueda en internet de “cómo encontrar marido” arroja un resultado de 19 millones sólo en español, en inglés “how to find husband” da el espeluznante resultado de 575 millones de resultados. Es un tema serio.

La búsqueda de marido-novio-pareja-acompañante ha emborronado miles de páginas con desigual resultado. La magna obra que comentamos podría ser el cúlmen de la literatura parejil. La autora, Patricia B. Arnold, hace un esfuerzo ímprobo para regalar a las féminas todo su enciclopédico conocimiento.

Desde la primera página Patricia nos deja claro que la mujer sólo desea amar a un único hombre, y que si consigue coronar la conquista de un hombre ante el altar tendrá unos derechos reconocidos y aceptados por la sociedad

 

4-buena

Con lo rubia que soy no sé si sabré encontrar un hombre

 

 

La autora afirma que desde que el hombre esquiló la primera oveja la mujer aprendió a vestirse. La hembra tiene que estar siempre arreglada, bien presentada cuando está enamorada, cuando tiene novio, cuando espera matrimonio o después del mismo (o cuando hace cola en un Wok).

Hay que mantener el rostro en forma porque el hombre mira al rostro y sabe si la mujer tiene la epidermis grasa o no,o si usa cosméticos de una buena marca, “las mujeres tenemos la especial obligación de estar siempre aceptables, siempre agradables, siempre atracivas”.

“Debéis dar la sensación cuando un hombre os ve, que lleva a su lado una oleada primaveral, de juventud perenne y en su corazón la dulzura tanta veces deseada. Nuestra presencia cerca de él debe llenar cada minuto, cada detalle, para que siempre lo recuerde y le llene de satisfacción cuando estemos lejos de él”.

5-buena

Yo he seguido los sabios consejos de este libro y ya he pillado marido

 

Todo esto está muy bien, pero Patricia advierte del riesgo de convertirse en mujerzuelas, y nos plantea una irrefutable comparación: si se tiene el cuello limpio, ¿no se debería tener limpia el alma?.”Tenemos que evitar que la mujer acabe paseando con hombres de moral ligera que se pasan entre sí las muchachas como los jugadores de fútbol se envían uno a otro la pelota”.

“Todo se cancela, todo se deja, menos la mujer honesta, moralmente limpia, destinada a perpetuar la especie”.

¿Una mujer debe ser aspirante al premio Nobel para encontrar marido? Patricia cree que no, que una fémina no debe saber todas las dinastías de faraones de Egipto para llevar de forma satisfactoria la vida de la casa. El hombre no exige que la mujer sea una intelectual, y pone el ejemplo de Goethe, cuya esposa era analfabeta y feliz.

¿Cúales son los saberes mínimos de la mujer? Patricia cree que con saber cuales son los principales países del mundo, las principales religiones y conocer a los más famosos científicos vivos (a los muertos que les zurzan) es suficiente, estos conocimientos sirven para la muchacha de una playa de un país africano, la directora de una empresa de Liverpool o una maniquí de modas de Estocolmo (suponemos que también para una dependienta de Zara en Tombuctú).

3-buena

Ven para aquí machote que ya estamos casados

 

Lo mismo que el cazador acecha su presa, ¿dónde se pueden conocer hombres?

1-En el baile, las mujeres no tiene que ir solas, ni hacerse las remilgadas, no flirtear y no ser la última en abandonar el baile (suponemos que para no parecer desesperada)

2-En el paseo, poco recomendable por que los hombres se acercan con intenciones diferentes

3-Al teléfono, haciendo una llamada al azar (esto es como jugar a la lotería)

4-Practicando deporte, en el tenis, equitación, atletismo, pesca, motonaútica o ski se pueden conocer hombres (si te lesionas a lo mejor puedes ligar con el fisioterapeuta).

5-El guateque, cuidado con los listillos, puede decirte que le interesan muchos tus discos, y lo que realmente quiere es llevarte al huerto, mucho cuidado.

6-Excursiones, cruceros, viajes colectivos, muy recomendable.

7- En el trabajo, si vais en tren no es delito conversar con alguien que os guste, en el lugar de trabajo pude aparecer el hombre ideal entre un cliente, un proveedor o un simple vendedor.

8-En conferencias, no sirve ir a cualquier conferencia para conocer hombres. Patricia cuenta el caso de una amiga que fue a una conferencia porque sabía que iba a estar llena de jóvenes médicos. ¿Qué sucedió?, que el conferenciante habló de isótopos radioactivos, de roëgenterapia y de bombardeó molecular, y la pobre chica acabó en brazos de Morfeo. Al final de la conferencia la despertó un atractivo médico diciéndole: “Señorita, quizá le hubiese gustado más una película del Oeste. ¡ Al menos los disparos la hubieran despertado!”, la pobre chica no volvió a una conferencia, y por supuesto no se casó con un joven médico.

 

6-buena

Mi novio y yo vestidos para asar unas chuletillas en el campo

 

Una vez conseguido novio, la autora da una serie de sabios consejos. La mujer debe cambiar sus costumbres y aficiones si no son del gusto del novio; si el hombre está enfadado “tened el tacto y la sensibilidad de no irritarlo más. Mesurad vuestras palabras, frenad vuestros impulsos, procurad que su ira se aplaque, admitid vuestros errores, no hay nada que calme tanto a un hombre como una mujer paciente”.

La novia también debe regalarle algo al novio de vez en cuando: un porta mapas, una lupa, un juego de toallitas con sus iniciales o un paraguas.”Un hombre elegante lleva paraguas. Habéis reparado en que los teddy-boys no llevan nunca paraguas. El mejor es el de seda negra”.

Patricia nos advierte de que no hay que casarse por piedad, una amiga suya se casó con un manco por que le daba pena el pobrecillo, y la cosa acabó mal. Tampoco recomienda casarse con un ciego.

Respecto al sexo prematrimonial ni hablar: “Un novio no tiene derecho a atentar contra la integridad física de su prometida, quien a su vez, debe negarle con todo su ser ese derecho cuando él lo pretenda”.

Como reflexión final, la autora advierte a las mujeres de que el matrimonio no termina con las preocupaciones de las féminas, pero las dificultades son más soportables con el amor de dos esposos.

 

EL HOGAR FELIZ

lectora2

Hay libros, que leyendo su título, ya sabes que van a ser buenos. Esto es lo que sucede con “El hogar feliz”, escrito por el francés Raimundo Beach, y publicado por Editorial Salud y Felicidad en 1954.

Un autor con semejante nombre, y avalado  por una editorial de nombre tan feliz, no podía más que alumbrar una magna obra literaria.

“Dios creó al hombre y a la mujer, destinándolos a ser esposo y esposa, a engendrar hijos y criarlos, hasta que éstos, a su vez, pudiesen fundar sus propios hogares”. Este pensamiento de Raimundo podría ser atribuido, en la actualidad, al Foro de la Familia o a alguna de las semejantes organizaciones humorísticas.

portada2

“Las naciones estables son áquellas donde florece una vida familiar digna de tal nombre”.

No sólo Zapatero es un destructor de familias. Raimundo achaca los males que sufre la familia a:

  1. Carencia de instrucción religiosa en la infancia.
  2. Desmoronamiento de la autoridad y de la disciplina paternas.
  3. Alcoholismo.
  4. Diversiones no vigiladas, incluyendo el cine y el baile.
  5. Falta de sanas recreaciones.
  6. Aversión de la juventud por todo trabajo que exija un esfuerzo serio.
familia feliz2

Una familia genuinamente Feliz.

Una solución para preservar la felicidad, es que la familias huyan al campo para escapar de los peligros urbanos.

“Es cierto que el padre es quien gana el pan de la familia, pero no es menos cierto que la transformación del dinero en objetos útiles, la compra de vestidos y de alimentación es obra exclusiva de la madre. La Madre es la Reina del hogar.”

“La madre debe estar siempre bella para resultar atractiva a su familia. Su belleza consiste en un espíritu ameno, una voz amable y un rostro sereno”.

La madre no debe estar dando la murga todo el día a su familia. Sus palabras sólo deben servir para llenar de encanto y atractivo todo lo que se hace en casa.

comida feliz2

La familia que come feliz permanece unida.

“La madre tiene que estar siempre limpia y fresca y bañarse y peinarse a diario. Su aliento será dulce y sus dientes brillantes”. ¡ Madre mía!

Si la madre representa la ternura y el consuelo, el padre representa la fuerza, el valor y la justicia. Él lo sabe todo y siempre tiene razón.

sexo feliz2

El lirio: el mejor amigo de la sexobotánica.

Cómo explicar a los hijos el misterio de la vida, es decir, el fornicio. Beach nos recomienda una educación sexual “naturalista”: “Tan pronto como el niño puede ir al jardín, y empieza a amar las flores y a interesarse por los pájaros, se puede empezar a hacerle comprender el origen de los seres vivientes”.

Raimundo cree que hay que comenzar con una educación sexual de tipo botánico. Hay que empezar hablando de la germinación de las semillas y del crecimiento de las plantas. Recomienda el lirio para explicar la polinización.

Hay que decir a los infantes que las semillas son los hijitos de las flores y que tienen un papá y mamá. Debemos plantar unas semillitas para que el impúber sepa cómo nacen las plantas.

repeinado2

Niño repeinado leyendo “El sexo de las flores”.

Después de la flora viene la fauna. Hay que hacer que vean los pájaros, y como dice Raimundo, luego pasar al mundo de los cuadrúpedos: gatos, perros, vacas y caballos.

Con la observación ornitológica, Raimundo afirma que así se hará sentir al niño la belleza y la santidad de la vida conyugal y el gozo que se experimenta en llegar a ser papá y mamá.

Hay que explicar que el huevo de mamá pájaro necesita de un papá pájaro para que nazcan pajarillos.

Pero, ¿cuándo hablamos de penes y vaginas?. Para Raimundo Beach hay que dejar que los niños vean a los animales de corral haciendo sus cosas. Creerán que se está peleando, en este momento es cuando los padres explicarán al niño que el pájaro macho fertiliza los huevos.

zapatillas2

Adiestra a tu hijo para que te traiga las zapatillas, el perro puede morderlas.

Este disparate no hace más que complicarlo todo. Pero, el gran Raimundo nos da la solución: “El niño aplicará por su cuenta la ley sexual a los gatos, a los perros, a los conejos y otros animales, y, finalmente, a la especie humana”.

¡Con un par!. Y si el niño te sale un poco corto, ¿qué pasa?. Nos lo imaginamos la noche de boda, esperando a que su esposa ponga los huevos para fertilizarlos o comprando un tiesto para tener hijos.

Para acabar de arreglarlo, el señor Beach recomienda decir a los niños que éste es un gran secreto que no deben compartir con nadie. Suponemos, que para que no se rían de ellos en el patio del colegio, y acaben cargando con el mote del “semillitas” o el “lirio”.

fregando2

Mi mamá me mima.Yo friego en la fregadera con mi mamá.

Para Raimundo: “El marido-dotado de una consitución más robusta y de un mayor equilibrio nervioso-debería pensar más a menudo en sus responsabilidades personales. Toda esposo necesita el apoyo moral de su mujer”. Esta frase, resume a la perfección la postura de la infanta Cristina en el “caso Urdangarín”.

contable gafotas2

Con semejantes gafas, tiene que hacer muy bien las cuentas.

Puede que la infanta leyera este libro. El señor Beach recomienda a la joven esposa colocar bien el sillón y la lámpara antes de que llegue el marido. Tener preparado el periódico o el libro que a él le gusta leer y estar bonita para que tu presencia forme un conjunto acogedor.

Con tanta cosas por hacer en el palacete, a ver cómo te enteras de lo del Instituto Nóos y demás.

También dice a las recién casadas que se olviden de sus mareos, porque no tienen la misma importancia para su esposo que para ella, porque existen en lo emotivo serias diferencias entre los dos.

afeitado2

Mi papá se afeita. Yo me afeito con mi papá.

Para finalizar, el literato Raimundo Beach, nos da unos consejos para envejecer sabiamente. Afirma que a los cincuenta años las mujeres aún parecen jóvenes, y se ven hombres de edad madura jugando al tenis y haciendo marchas como a los veinte años.

Pero nos advierte de que en la lucha contra los estragos del tiempo no es oro todo lo que reluce. Afirma que cuando los rostros rejuvenecidos y tersos-gracias a la cirugía estética- se aplanan, y cuando los masajes ya no pueden detener la invasión de la la grasa, las mujeres que durante largo tiempo han guardado la apariencia de la juventud, se vuelven más ajadas que sus abuelas a la misma edad.

Lo mismo pasa con los hombres, que mueren bruscamente en el lecho, en el campo de golf o en su oficina a una edad cuando sus antepasados conducían aún el carro o dirigían con mano segura sus negocios.

Gran libro. Magnífico Raimundo Beach, que nos ha dado las claves para descifrar los arcanos que nos llevarán a construir un Hogar Feliz. Gracias.

LA MUJER IDEAL

lectora2

¿Cuántos artistas, filósofos, estetas, matriceros o sexadores de pollos habrán elucubrado sobre la mujer ideal?.

Hemos encontrado al genio que da la respuesta a ese concepto tan etéreo de la mujer ideal. El literato que ha conseguido tan homérico logro es Andrés Revesz, que en 1943 publicó “La mujer ideal”. La editorial que tuvo el acierto de divulgar tan magna obra fue Afrodisio Aguado, en su colección “Más allá”. Por el módico precio de 7 pesetas, Afrodisio S.A ponía a tu alcance este revelador escrito.

la mujer ideal2

Pero, ¿quién es Andrés Revesz? La Wikipedia nos da la respuesta: “Húngaro de expresión alemana, cursó estudios secundarios el el Colegio de los Padres Premonstratenses de Szombathely y en el instituto de Fiume. Estudió luego Filosofía y Letras (Filología Románica) en las Universidades de Budapest y París. Vivió en España más de treinta años y se nacionalizó español.

Era famoso entre los periodistas madrileños por su pajarita, su larga, rizada y enhiesta cabellera blanca, y por tener fresca en la memoria toda la historia del mundo…”.

La, en ocasiones, inexacta Wikipedia, no menciona el rasgo más destacable de Andrés Revesz: que era un fino penetrador de la naturaleza humana, un visionario de la entelequia femenina.

las chicas nos gustan asi1

La mujer ideal: El Dorado de los literatos de todas las épocas.

En el prólogo, el gran Andrés Revesz nos define a la mujer ideal: “La mujer ideal no es la más hermosa de las mujeres, porque si lo fuera sabríamos dónde reside, cuántos centímetros mide, qué color tienen sus ojos y su cabellera. La mujer ideal vive en nuestra imaginación, sin que podamos describirla, determinarla, definirla”.

Mal empezamos, pero no nos desanimemos. Más adelante afirma que la mujer ideal es la más femenina, a él le atrae la ternura, la bondad, la dulzura, la delicadeza.

Andrés piensa que para la mujer, el hombre siempre será algo protector: físicamente más fuerte, más práctico para ganarse la vida, más culto. Para el autor la mujer ideal no será, pues, enteramente analfabeta, aunque tampoco es necesario que haga alarde constante de sus conocimientos.

A continuación se dedica a glosar los diferentes tipos de mujer

La mujer que trabaja.

“En la labor abnegada de la mujer de su casa puede haber tanto heroísmo como en algunas hazañas guerreras”.

Sólo le falta añadir que una mujer empuñando una escoba es tan heróica como El Cid blandiendo la Tizona, o como Agustina de Aragón luchando contra los gabachos.

profesion sus labores1

Una profesión sin sueldo y sin cotización, el sueño de la C.E.O.E

El autor afirma que la inmensa mayoría de las mujeres no aspira sino a la felicidad en el hogar. ¿Debe trabajar la mujer?. Él cree que ni sí, ni no.En su opinión: “En un país con mucho paro es preferible que la mujer deje al hombre los escasos puestos vacantes”.

Esperemos que Mariano Rajoy no se entere de estas ideas, porque sino, ya sabemos la próxima reforma laboral: las mujeres a casa…y   se acaba el paro.

Cree que el mayor servicio de la mujer es la maternidad, ya que sin hijos no hay Patria. Esto nos recuerda a lo que los gudaris etarras proponían para el País Vasco.

 El patriota Henry Parot, cuyo historial sanguinario incluye el asesinato de seis niños -uno en Madrid y cinco en la casa cuartel de Zaragoza-, se lamentaba a través de una carta enviada desde la cárcel al periódico «Egin» del bajo índice de natalidad entre los vascos y hacía un llamamiento a las mujeres abertzales para que dieran hijos a la «causa de la liberación nacional de Euskal Herria».

Siempre hemos pensado que los ultranacionalistas vascos son el último refugio carpetovetónico de la hispania más intransigente.

La mujer que fuma.

Andrés Revesz se declara no fumador y a mucha honra. Proclama estar orgulloso de ello, porque el Caudillo, el Führer y el Duce tampoco fuman. Un trío de dictadores no fumadores y libres de malos humos.

El autor no está en contra de que la mujer fume, siempre que sea tabaco rubio o perfumado. Suponemos que la imagen de Sarita Montiel fumándose un veguero le supondría una apoplejía.

dictadores no fumadores2

Idea para una campaña anti-tabaco.

Revesz cree que todas las mujeres pueden fumar. Pero si se da el caso de que, por problemas económicos uno de los cónyuges debe dejar el tabaco, ése debe ser la esposa, ya que el hombre tiene unos “derechos adquiridos” sobre el tabaco, mientras que en el sexo contrario esos derechos sólo empiezan a formularse.

La mujer que baila.

Para Andrés el baile no es pecado, ni siquiera venial. Hay que distinguir entre los diferentes tipos de baile, porque los bailes regionales no enlazan estrechamente a las parejas, la danza poular no es sensual. Ni divertida, añadimos nosotros.

angeles de charlie2

Tres mujeres ideales.

El bailar es un excelente ejercicio gimnástico si no es un impetuoso charleston. Hay una cuestión peliaguda, ¿debe bailar la muchacha prometida?, Revesz afirma que depende del novio.

Si la novia lo que quiere es mantenerse en forma, el autor aconseja que en vez de bailar se dedique al tenis, mucho más completo como ejercicio, o que nade.

La mujer que se pinta.

¿ Es inmoral pintarse ?, ¿debe la mujer renunciar al “rouge” o al colorete?.

Como certera reflexión, Revesz deja una lamentación a la que nos adherimos incondicionalmente: “Algunos químicos muy buenos, sino emplearan todo su tiempo en la creación de coloretes y cremas, talvez podrían fabricar productos científicos de más exacta necesidad”.

Una verdad granítica. Y nosotros añadimos, ¿ cuántos premios Nobel de Química se han perdido porque han dedicado su intelecto y esfuerzo a inventar alquímicos embellecedores y afeites que rectifiquen la obra de Dios?.

La mujer que flirtea.

La mujer es naturalmente coqueta. No ve nada reprobable en la coquetería del bello sexo: ha sido creado para cautivar, encantar, atraer al hombre. Lo exige la Naturaleza, y su coqueteo contribuye a embellecer la vida.

me acuso novio1

Una coqueta que ha pillado novio.

Las flirteadoras están expuestas a permanecer solteras. Flirteo es camadería. El hombre no suele tomar en serio a su partenaire de ese deporte-juego. Puede flirtear con una y luego casarse con otra.

Cuando te digan de un hombre que es un gran flirteador, tú, por lo que pueda ocurrir, ponte en guardia y escúchalo como si escucharas a un ventrílocuo. Francamente, esta aseveración escapa a nuestra comprensión.

La mujer deportista.

Revesz no cree que la mujer esté hecha para practicar el boxeo, ni el fútbol, ni ningún otro deporte de puro esfuerzo físico, brutal y sin gracia.

La mujer le gusta en la natación, el tenis, la danza rítmica; todos los deportes que desarrollen en la muchacha la gracia de movimientos, la esbeltez de la cintura y las ondulaciones del cuerpo.

El deporte no debe ser una exaltación pagana del cuerpo, en detrimento del pudor y el recato.Son más peligrosos las salas de baile o cinematógrafos, donde las imaginaciones se exaltan con problemas psicológicos de muy dudosa moral.

Andrés Revesz ocupa ya un lugar de honor en nuestro panteón de genios de la literatura, el escritor ideal.

NERVIOS, LIBERACIÓN TOTAL DE SUS TRASTORNOS

Estamos de los nervios, neurasténicos, frenéticos, histéricos, exacerbados. Para paliar la ola de nerviosismo que nos asuela queremos comentar una de  las magnas obras del Doctor Vander: “Nervios, liberación radical de sus trastornos”, publicada por “Ediciones AdrianVanderPut” en 1972.

La biografía de Doctor Adrian Vander Put, conocido como Doctor Vander, es un tanto oscura. Nace en Holanda en 1890 y fallece en Barcelona en 1973. Se le puede considerar el padre de la Naturopatía española. Parace que fue director del Sanatorio de Kuhnne en Leipzig (Alemania), donde se supone que se formó como naturopata y aprendió a leer el iris.

Llega a España en 1912 y se establece en Barcelona. En la ciudad Condal pone un consultorio de naturopatía y crea su propia editorial en la que publicará más de cuarenta libros relacionados con la Medicina Natural y la Sicoterapia.

En el prólogo deja un diagnóstico certero de la sociedad: “El hombre nuevo, en vías de formación, se encuentra de repente ante nuevas situaciones imprevistas, no soñadas. Todo ello ha provocado en él conflictos internos y complejos que alteran su carácter. El progreso de la máquina, supuesto dócil servidor del hombre, ha hecho que en muchos aspectos éste haya quedado esclavizado y perjudicado en cuerpo y mente por esta supercivilización”.

Pobre Doctor Vander, cuán errado estaba, del progreso de la máquina nada, lo que nos tiene de los nervios son los bancos, las Bolsa, el F.M.I, el B.C.E, los marianos y sus acólitos, y el capitalismo salvaje que nos devora.

EL Doctor Vander se pregunta: “¿Se ha sentido usted alguna vez nervioso, irritado, malhumorado. ¿Le han asaltado a usted a veces sensaciones de temor o de angustia?”. Si ha respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, le recomendamos que busque este libro en alguna librería de viejo.

Las ideas perturbadoras causan enfermedades psíquicas

El Doctor Vander nos deja una serie de verdades absolutas que deberían ser cinceladas en el frontispicio del Templo de la Sabiduría: “La nerviosidad crea nerviosidad, mientras que la amabilidad crea amabilidad”., “¿Se ha fijado usted en que la mayoría de personas se sienten ofendidas si alguien les dice que son neuróticas?”. “La mayoría de la gente vive con el veinte por ciento de su alma”, en España, pronto, la mayoría va a vivir con el veinte por ciento de su sueldo.

El agotamiento mental puede sobrevenir por el agotamiento después de una época de vicios: bebida, trasnocheo, excesos de todas clases, sobre todo sexuales, que han disminuido el caudal de energías de las personas. En el País Vasco con lo de la abstinencia sexual no hay problema.

Las ideas fortalecientes enriquecen la personalidad.

Cómo descubrir una personalidad histérica. El docto Doctor nos pone un ejemplo ilustrativo: “La señorita Luisa, de veintidós años, es una muchacha alta, delgada, de tipo nervioso y de carácter generalmente alegre y cordial. Pequeñas cosas producen en ella grandes efectos. Por ejemplo, anteayer, porque se le produjo una pequeña carrera en la media, se disgustó muchísimo y estuvo todo el día triste y abatida.” En la actualidad, la señorita Luisa sería victima de un E.R.E e intentaría estrangular a algún empresario con sus medias.

Estas actitudes nos defienden de las ideas perturbadoras.

EL Doctor Vander también nos deja un ejemplo práctico sobre educación infantil. Si el niño tiene un caprichito de un juguete o de otra cosa y se pone a llorar, lo que hay que hacer es darle un baño de agua fría. Así , la próxima vez que llore pensará: no voy a llorar porque me espera el agua gélida. Como dice el doctor, una educación blanda y con exceso de mimos es una puerta abierta al histerismo. No podemos estar más de acuerdo con estas medidas. Si en los institutos se siguieran estos métodos, el profesorado no vería en peligro su integridad física y profesional.

La mala alimentación y las malas digestiones predisponen a la cólera

En los obreros hay menos ocio, y también menos trastornos nerviosos. En cambio, en los comerciantes, intermediarios, gestores,etc., son más frecuentes los trastornos y la neurastenia. El estar poco ocupado puede conducir al aburrimiento y a los vicios (vamos para seis millones de viciosos en España).

Para concluir, el gran Doctor Vander nos recuerda que gracias a la Medicina Natural y la Sicoterapia se pueden curar los trastornos psíquicos. Voy a buscar una güija y pedir una consulta con el Doctor Vander porque estoy de los nervios.

LINDA LOVELACE: ACTRIZ Y FELATRIZ

Todas las grandes divas del cine tienen su biografía. Linda Lovelace, no podía ser menos.

El libro que recomendamos es “Diario íntimo de Linda Lovelace”, publicado por la editorial A.T.E en 1977. Por desgracia, el libro no narra la infancia y juventud de Linda Lovelace. El relato de sus andanzas comienza tras el éxito mundial del filme “Garganta profunda”. La película se convirtió en un gran éxito de público. Con un presupuesto de 50.000 dólares consiguió recaudar 50 millones (chúpate esa, con perdón, Spielberg). Linda interpreta a una mujer que no disfruta con el sexo. Un salidorrro ginecólogo le hace un reconocimiento en profundidad,descubriendo que el clítoris lo tiene en la garganta. Desde ese momento, el sexo oral campa a sus anchas.

La biografía de Linda Lovelace es un compendio de conocimientos diversos. Aprendemos que en más de cuarenta estados de EE.UU está prohibido pasar la lengua por los genitales. La indignación de Linda es notable y se pregunta: “¿Es que Nixon tiene aspecto de haber besado alguna vez el coño de una mujer?, si lo hubiera hecho, estoy segura de que el país sería diferente”. Palabras sabias que no necesitan comentario alguno, aunque alguna mala lengua las haría extensibles a nuestro actual presidente.

Otro pensamiento irrefutable con el que nos ilustra: “¡Qué pena que los coches sean un invento tan ruidoso!”.

Chuck fue su marido y está claro que Linda no se llevaba muy bien con él. Afirma que el vibrador fue su mejor amigo durante sus años con Chuck; y que en aquella época le deseba lo que él mismo deseaba: ¡mierda!.

El libro nos narra algunos de sus encuentros sexuales con seres de ambos sexos. Estando ingresada en un hospital, aprovecha la coyuntura para tener un encuentro con su amante: “Allí estaba su pene. Duro, enorme, palpitante, instrumento magnífico que yo quería tener dentro de mí. Con un poderoso envite, hundió aquel pene rebosante dentro de mí. Era como una perforadora vibrante que me atravesaba y me trabajaba, me atravesaba y me trabajaba, me atravesaba y me trabajaba, una y otra vez…”. Que nos perdone Linda, pero más que una escena erótica, parece el manual de instrucciones de una taladradora Black and Decker.

Hendaya: monumento fálico.
Foto: Angi Gomal

Nos cuenta un bizarro encuentro con Elvis Presley. En una habitación de hotel, el rey del Rock hace una exhibición de karate, mientras Linda fantasea: “Si le besaba el pene pensaría: ¡Es el pene de Elvis Presley!”.

Linda Lovelace nos regala una selección de cartas que le envían fans y enemigos. ” A Linda Lovelace: ¡Es usted una cerda asquerosa, repugnante, vomitiva, sucia, puerca, inmunda!, ¿Le gusta para empezar?. Le hago un favor diciéndole que es usted una puta degenerada.” No continuamos con la carta de M.H porque el resto es por el estilo, y para conocer como seguría,no hay más que poner un video de algún programa de las televisiones fachas cuando hablaban de las ministras socialistas.

También recibe halagos, como los de un cura católico, Reverendo E., S. J., : “Tiene usted unas cualidades muy notables, cualidades conocidas de un extremo al otro de nuestro país. ¡Cuánto bien hace usted al llegar a tantos millares de personas!. Y por este motivo rezo para que el nombre de Linda Lovelace sea conocido y alabado”.

Si uno ve “Garganta Profunda” queda claro que Linda tiene unas cualidades muy notables. Pero, ¿son éstas las que alabaría la Santa Madre Iglesia Católica?. Mire reverendo E.S.J., o usted tenía una versión pornográfica de la Biblia o las ostias se las horneaban con harina de peyote.

J.B de Michigan tenía un gran problema: “Tengo veintitrés años y llevo muy buena vida haciendo de puta. Mis cualidades se reducen a que tengo un cuerpo fabuloso y que , según dicen, soy una jodedora sensacional. Cada vez tengo más Johns que me piden que se la chupe y el negocio está yéndose al traste. No es que me importe nada tocar la flauta ni el sabor de la leche, lo que pasa es que sólo consigo la mitad de dinero que antes”.

Linda responde a J.B: “La mayoría de mujeres experimentadas saben que lo que prefieren los hombres es que se la chupen, entera, hasta las pelotas. Yo aprendí a contraer y distender los músculos de la garganta igual que los músculos de la vagina. ¡Buena suerte y buenas chupadas!”. Ésto si que es un buen consultorio, y no el de Elena Francis.

Por supuesto, la buena de Linda recibe toda clase de proposiciones: ” Soy camarero y me he hecho famoso. Tengo el pene más gordo de Chicago. Parece que a usted le gusta probar, ¿por qué no me prueba, pues?. Estoy seguro de que mi pene la convencería con sólo verlo. Le incluyo la dirección del bar.” Linda despacha al pene más gordo de Chicago con una frase demoledora: “Generalmente los que más hablan son los que menos actúan”.

Sin duda,  la proposición más entrañable que recibe es la siguiente: “Soy un vaquero de cincuenta y un años; vivo en Texas y vi su película Graganta Profunda. Quiero que sepa que, en mi opinión, lo que usted ha hecho y está haciendo probablemente sea el paso más grande dado por un ser humano de nuestra época para cambiar el futuro de nuestro país y de sus habitantes. Venga un día a visitarnos a mi esposa y a mí y le mostraremos una faceta más de la gran vida. Me inyecto testosterona cada tres semanas y todavía estoy en condiciones de hacer un buen papel para mi edad”.

Nosotros recogemos el testimonio del vaquero cincuentón y afirmamos que España, como país sumido en el caos y en la crisis económica, necesitaría un Linda Lovelace para cambiar el futuro de nuestro país. Yo, por si acaso, me voy a inyectar un poco de testosterona.

DE COWBOY A TRAPENSE

La lectura pétrea que traemos en esta ocasión es una biografía de John Green Hanning, el rudo vaquero que se convirtió en un pío trapense. Es un libro publicado en 1971 por Studium ediciones.

El título de la obra es “De cowboy a trapense, o el hombre que ajustó cuentas con Dios” y está escrito por el trapense M. Raymond en 1940.

El propósito del libro es el siguiente: “con los dos pies que tenéis en este momento, sea cual sea su estado, podéis llegar hasta Dios”. Nosotros, como caminantes, tenemos los pies fatigados, pero íntegros, no como algunos himalayistas. El autor cree que los europeos pensamos que los americanos no pueden ser católicos decentes, y mucho menos verdaderos comtemplativos. A mí, por la parte europea que me toca, parece haberme leído el pensamiento, porque ésta era una de mis creencias más firmes respecto a los americanos.

John Green Hanning  nace en 1849 en Kentucky, cerca del pueblo de Owensboro concretamente. Por si alguien no lo sabía, los de Kentucky siempre han sido conocidos por su mal genio.

El pequeño John, Johny para los amigos, tenía un mal genio de la leche, “dentro de su alma dormitaban fuegos volcánicos”. Siempre estaba dispuesto a ajustar las cuentas con quien le desafiase.

Su padre poseía una plantación de tabaco. El bueno de Johny, tras una de sus peleas con su padre, decide prender fuego al cobertizo donde su padre guardaba las hojas de tabaco. El señor Green esa misma noche se dio cuenta de dos cosas: su hijo había desaparecido y su casa iba a oler a humo de tabaco durante las próximas semanas.

Johny cogió su mala leche y se puso a caminar hacia el Oeste, hasta que fatigado, paró en Tejas.

Cowboys vascos del siglo XXI.
Foto: Angi Gomal

En el Estado de la Estrella Solitaria pasó a ser conocido como “el Kentuckyano” o “el Rápido”. Creemos que era más conocido como “el Rápido”, porque para pronunciar el primer apodo hay que tener un dicción perfecta y un buen rato para deletrear “Kentuckyano”.

En el Oeste le sale la vena cantarina. Al pasar mucho tiempo solo se convierte en una especie de “pequeño ruiseñor de las praderas”. Y lo hacía muy bien, poseía una voz “hemosa, dulce, cálida, conmovedora y espiritual”.

Tras nueve años de cowboy decide, en este orden, entregar el lazo, vender las pistolas, abrazar a su caballo, comprarse un traje de ciudad y regresar a Kentucky.

Sus padres le reciben con los brazos abiertos y, por si acaso, le esconden la caja de fósforos. En un principio , se niega a ir a la iglesia, pero acaba acediendo a los ruegos de su madre. Tras un breve noviazgo con Mary, decide adoptar el hábito blanco y pardo e ingresar en la Abadía de Nuestra señora de Gethsemaní en Kentucky. Allí adopta el poco pendenciero   nombre de Joaquín María.

El abad Dom ( Deo Optimo Maximo, para Dios, el mejor y más grande) Benito Berger es el encargado de domar el fogoso carácter de nuestro cowboy. Al Dom no se le ocurre mejor idea que dejarse afeitar por Johny; éste, en uno de sus arrebatos, pierde los estribos y está apunto de rebanar el santo cuello del Dom .

John Wayne podría haber encarnado al cowboy-trapense.

Al trapense Johny sólo se le conoce un milagro, el que podríamos llamar como el de la “bayeta absorbedora”. Nuestro vaquero había quedado en el campo con su hermana y su hijo, muy débil por una enfermedad pulmonar. Se desata una tormenta y comienza a llover con furia divina. El pánico se apodera de ellos. Si el niño se moja podría encontrarse en  breve con El Creador. El trapense vaquero cobija al niño bajo su hábito y corre hacia la abadía. All llegar ambos están secos y a salvo. No es que sea un milagro muy espectacular, pero a nosotros nos vendría bien conocer cómo se hace. Así  evitaríamos mojarnos en las excursiones por la húmeda Guipúzcoa.

El resto de las vida espiritual del Cowboy-trapense es un tanto anodina. Finalmente, una enfermedad hepática le llevó a cabalgar a lomos de su fe por las infinitas praderas de Nuestro Señor. Cabalga en paz, Johny, cabalga.

LECTURAS PÉTREAS

lectora2

La mayoría de mis andanzas por Guipúzcoa usan el transporte público como medio de locomoción. Esto me permite aprovechar las esperas y los viajes para leer y observar el paisaje. En ocasiones, depende de donde estés,  la frecuencia del transporte te da como para leer “Guerra y Paz”, que por cierto, el título es engañoso, porque la tal Maripaz no aparece en ninguna línea, bueno, cosas de los escritores.

Actualmente, las carreteras del País Vasco ya no son custodiadas por los hombres del tricornio. Los miembros de la Benemérita no se andaban con chorradas de quitar puntos y sople usted aquí. Se podía viajar seis en un 850 ycon el conductor más alcoholizado que un irlandés el día de San Patricio. Eso sí, si alguno se pasaba un pelo, allí estaban los guardiaciviles parapetados tras el cartel que anunciaba güisqui DYC. Y todo esto sin peajes, lo cual, dentro de poco, va a parecer historia-ficción.

guardia3

Temerario de la carretera : prepárate a recibir el peso de la LEY

En “Lecturas Pétreas” queremos dejar constancia de aquellos libros que deberían ser cincelados en mármol para que esta época de tecnofilia  y lecturas sin papel no arrumbe las obras magnas de la literatura universal.

La lectura que recomendamos en esta ocasión es ” Me llaman Padre Tocino”. Por si surgen dudas, el pater es el que tiene en brazos al alegre cerdito.

tocino

Este libro, publicado por la editorial Verbo Divino en 1985, es una autobiografía del padre Werenfried van Straaten, alias Padre Tocino. Nacido en Flandes en 1913, fue calificado por el arzobispo de Colonia como ” Moderno Gengis Khan,que allí donde llega lo transforma todo”. Creemos, desde nuestro mayor respeto al arzobispo de Colonia, que comparar al conquistador mongol, creador de imperio más vasto de la historia, con el pater tocino, es pasarse un poco.

El Padre Tocino promovió una obra llamada “Ayuda a la Iglesia necesitada”. Era un hombre arrojado y cierto día se puso a hacer autostop con el hábito blanco y todo. No paró un ángel celestial ni siquiera uno a lo Michael Landon; le recogió un industrial al volante de un imponente Cadillac. Ésto no es precisamente lo que se entendería por una señal divina. El padre Werenfried le contó sus problemas al anónimo conductor y esta charla le provocó un revelación.

Desde ese día se propuso criar cerdos en Flandes y corderos en Holanda para ayudar a los refugiados de la Segunda Guerra Mundial. El porqué no crió los cerdos en Holanda y los corderos en Flandes es un divino misterio.

El pater propuso a los agricultores criar cerdos llamados “cochinillos bienhechores”. Con los beneficios de la venta de los productos derivados de los chanchos apoyarían la obra del Padre Tocino. Una gruesa campesina holandesa le puso el apelativo tan acertado de Padre Tocino.

cerdo

La creatividad del pater le llevó a crear la agrupación de “sacerdotes con mochila” y las “capillas rodantes”. Respecto a la primera, no se trata de una reunión de curas con veleidades alpinísticas, sino de curas mochileros que viajaban para evangelizar a los refugiados de guerra. Como  habitualmente iban en bici y tenían que visitar muchos pueblos, algunos curas morían de agotamiento. Así que el padre torrezno creó “las capillas rodantes”, camiones para evangelizar. Cada vehiculo divino llevaba dos misioneros y un sacristán-chófer. Para costear las capillas móviles el presbítero recolectó dinero entre los católicos holandeses.

El testimonio más conmovedor es el de una joven pareja de novios que donó todo el dinero de su boda a la obra tocinense. La explicación del novio es entrañable: “Mi novia y yo estamos de acuerdo. Hacemos este sacrificio a fin de que Dios nos conceda fortaleza para llegar puros al altar”.

Visitando un campo de refugiados, el Padre Tocino se encontró con una encantadora niña. Le dio una estampa y le recomendó que la clavase en la pared. La niñita respondió cándidamente: “Pero, Padre, no tenemos paredes…”. Así nacieron los “Compañeros constructores”.

Proletaria de stalinista busto.

El Padre tocino sufría por los católicos al otro lado del Telón de Acero: “Rusia extenderá sus sofismas y su terror al mundo entero. Si, al contrario, respondemos a los deseos de María, Rusia se convertirá”.

Nosotros rezaremos el rosario por la conversión de Rusia. Amén.